18 may. 2012

HABRÁ QUE INVESTIGAR


ESPECTACULOS |

 Escándalo


DEL DIARIO CRÓNICA   

Reclama las cenizas de Argentino Luna


SIN PAZ. Argentino nunca habría querido ser cremado. Sin embargo...
Edición impresa. El hermano del cantautor reveló que el artista fue golpeado y maltratado por su segunda mujer y que las hijas lucran con la figura de su padre. "Les interesa únicamente la billetera", expresó, consigna Diario Crónica.  Por Pablo Silva

Lino Giménez está lleno de dolor. “Tengo la sensación de tener una espina clavada en la garganta”, sostiene, y no es para menos. Su dolor tiene que ver con la muerte de su hermano, nada menos que el fallecido cantaautor Argentino Luna, a quien no pudo despedir como debía, ya que sus sobrinas no lo dejaron presenciar el velorio y ahora, desde su domicilio en la localidad de General Madariaga, en exclusiva para Diario Crónica, reclama: “Quiero las cenizas de mi hermano en Madariaga, porque tengo miedo de que mis sobrinas las hayan tirado por cualquier lado. A mi hermano lo han maltratado en vida, dudo que ellas se hayan quedado con sus restos”.

Argentino Luna, o Rodolfo Giménez como figuraba en su documento, falleció el 19 de marzo de 2011, pero no tuvo la mejor despedida. Las cuatro hijas de su primer matrimonio (con Ana María Tabul), Karina, Estrella, Patricia y Tany no permitieron que otros familiares y amigos del artista folklórico estuvieran en el velatorio realizado en Quilmes. Incluso fue Lino, el mismo que ahora vuelve a denunciar el accionar de sus sobrinas, quien dijo que no era deseo del músico ser cremado a su fallecimiento.
Está todo podrido. Hasta con la pareja de mi hermano, Silvina, está todo mal. Mi hermano se fue desnudo, y sus hijas ahora están lucrando con él”, disparó Lino, en relación a la actitud que tomaron sus sobrinas desde la muerte de Argentino.
No las vi nunca más. Desde su muerte no supe más de mis sobrinas. No pude ir al velorio y 3 o 4 días antes de que fallezca, ellas se estaban peleando por quién se quedaba con los derechos de sus temas”, comentó. 
Ellas lo cremaron para olvidarse de él, cuando ese no era su deseo. Yo quiero sus cenizas en el cementerio de Madariaga, donde nosotros vamos todos los domingos a dejarle flores a una foto que colocamos en el mismo lugar donde se encuentran los restos de mis padres y mi hermano fallecido... ni sé si tienen las cenizas de su madre con ellas”, confesó Lino, que no deja de rescatar la bondad de su hermano cuando estaba vivo, pero hoy no encuentra consuelo ni palabras para explicar lo que están haciendo sus sobrinas. “Yo no las veo, pero me entero de todo. Es increíble cómo están lucrando con homenajes, cuando los homenajes se hacen en vida”, agregó.
Lino también se alejó de la pareja de su hermano, Silvina. “Ella, al igual que mis sobrinas, estaba al lado de mi hermano por la billetera. Argentino me contó que ella le pegó en la cara antes de enfermarse en Caleta Olivia, pero también lo maltrataba y lo dejaba solo, sin importar nada. Pasaba las fiestas solo, la estaba pasando mal”. 
Por último, responsabilizó a Silvina de mantener separadas a sus sobrinas. “Las hijas de mi hermano estaban peleadas, pero me enteré que Silvina hacia todo lo posible para que sigan mal. Yo tuve que vender un auto para que ellas se puedan juntar en Caleta Olivia (donde se enfermó el músico), porque Silvina había hecho todo lo posible para que ellas no se juntaran para ver a su padre”, finalizó.

No hay comentarios: